Importantes avances en la industria aeroespacial mexicana - Jet News

Información de altura



Importantes avances en la industria aeroespacial mexicana

SHARE
, / 4385 0
Comparte este artículo

El sector aeroespacial en México es un caso de éxito en el país. En menos de una década ha logrado avances importantes: crecimiento de dos dígitos en exportaciones, grandes inversiones, ingreso al Wassenaar y al Bilateral Aviation Safety Agreement (BASA), la creación de un plan de ruta consensuado rumbo al 2020 y una visión centrada en la innovación.

Tengo la certeza de que si hubiéramos compartido estos mismos hitos hace 20 años, no hubieran resultado creíbles. ¿Quién iba a imaginar hace una década que en México se habría de diseñar gran parte de la turbina del avión más grande del mundo, el Airbus 380? En casi una década, gracias a su capacidad de manufactura y talento, México ha pasado de tener sólo un puñado de empresas en este sector a ser el sexto proveedor de Estados Unidos.

Algunas cifras confirman esta historia de éxito: a inicios del siglo XXI, nuestras exportaciones en el sector aeroespacial eran casi nulas. En 2014, exportamos más de 6 mil 300 millones de dólares. Otro dato ilustra nuestro crecimiento: en 2005 había 61 empresas aeroespaciales establecidas en México. Hoy, a tan solo 11 años, son más de 300 compañías.

Los fundamentos del sector aeroespacial pueden trazarse a raíz de un mayor impulso al comercio exterior y un enfoque hacia la apertura comercial, misma que comenzó en nuestro país hace más de 20 años. Desde entonces, México ha pasado de exportar materias primas, a convertirse en uno de los productores más competitivos en dicho ámbito.

Una ventaja competitiva importante es nuestra incorporación al BASA, de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, lo cual implica el reconocimiento y certificación por parte del gobierno estadounidense sobre la calidad de los sistemas y productos aeronáuticos hechos en México. Por otra parte, el Acuerdo de Wassenaar ratifica la confianza de la comunidad internacional en el país como una plataforma para la manufactura de productos y tecnologías de uso dual.

Y, sobre todo, nuestro talento y capital humano. Cada año se gradúan más de 120 mil ingenieros y técnicos de universidades mexicanas, cifra que excede a la de países como Alemania, Reino Unido y Brasil. Es tal la calidad de nuestro talento, que más de 45 mil personas laboran cada día en el sector aeroespacial del país.

El crecimiento que ha mantenido la industria aeroespacial en los últimos años no es producto de la casualidad, sino de la orquestación de la triple hélice, como la del estado de Querétaro, conformada por la academia, empresas y gobierno. Esta triple hélice ha materializado las metas planteadas en conjunto, lo cual nos convierte en la actualidad en uno de los principales centros del sector aeroespacial en el mundo.

Tomemos algunos exitosos ejemplos para ilustrar el nicho de oportunidad que representa México para las empresas francesas en el sector aeroespacial. La empresa Labinal comenzó sus operaciones en Chihuahua en 1990. Derivado del éxito de esta firma, a lo largo de la siguiente década, otras compañías de dicho país, como Grupo Safran y Zodiac comenzaron a instalarse en México. Actualmente, la industria aeroespacial francesa es una de las de mayor importancia dentro del país.

Gracias a todas estas fortalezas y a los recientes anuncios de inversión, hoy podemos decir que nuestro país vuela alto ―y con sus propias alas― en el sector aeroespacial.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.