Viena: Una ciudad de ensueño - Jet News

Información de altura



Viena: Una ciudad de ensueño

SHARE
, / 85 0
Comparte este artículo

Viena fue elegida la mejor ciudad europea en el 2017 por los Readers’ Choice Awards un título que carga con honores sin importar la época del año; el centro de la ciudad libre de autos, las tradiciones gastronómicas, el énfasis en las artes y la moda, las hermosas iglesias y la concentración de impresionante arquitectura vuelven a Viena un país excepcional, pero durante el invierno la capital austriaca es sin dudarlo uno de los lugares más bonitos de Europa Central.

Foto: Kaley’s blog

Los acogedores mercados navideños, los espectáculos gratuitos de ópera al aire libre, el chocolate caliente y el pastel Sacher le dan un tono diferente a la belleza de la región en esta época, adornos navideños y cálidas luces colgando por las calles te recuerdan constantemente que Navidad se acerca. Si aún no estás seguro aquí te decimos porque Viena es la ciudad europea que debes visitar durante el invierno.

Foto: Kaley’s blog

Esta región es famosa por organizar diversos espectáculos durante el invierno y se considera que tiene algunos de los mejores mercados navideños de toda Europa. Uno de los más populares y tradicionales se lleva a cabo frente al Palacio Belvedere, con puestos que venden artesanías tradicionales, un montón de comida y bebidas austriacas, incluidas las gloriosas tazas de gluhwein (vino caliente), y actuaciones corales diarias. Los mercados de Wiener Christkindlmarkt am Rathausplatz, Schönbrunn y Freyung también son perfectos para invocar la alegría navideña.

Foto: Kaley’s blog

A diferencia del esquí, el patinaje sobre hielo es un deporte que prácticamente todos pueden disfrutar. Hay numerosas pistas de hielo instaladas en la ciudad entre noviembre y enero, incluso en los jardines del Palacio de Wilhelminenberg y frente al Rathaus que alberga el evento anual Ice Dream. Durante el período navideño, se establece una pista de hielo de 6.000 metros cuadrados entre el Vienna Konzerthaus y el Hotel InterContinental y es extremadamente popular entre turistas y locales por igual. Puedes contratar patines de hielo por unos euros u optar por participar en una clase grupal o individual.

Foto: Veronika’s Adventure

La gastronomía austriaca es única durante esta época del año. Los ricos ingredientes de la cocina vienesa se utilizan para crear platos dulces y deliciosos, los amantes de la comida tendrán muchas opciones cuando visiten la ciudad. Puedes entrar a un restaurante local de Schnitzel y refugiarte del frio en un lugar cálido y con un delicioso olor a empanadas y limones; el Schnitzel es carne picada (generalmente de ternera o cerdo), cubierta de pan y frita en aceite caliente. Por lo general, se cubre con jugo de limón y se come con arándanos. Cuando llega el momento del postre, pocas cosas son tan típicamente austriacas como el Apfelstrudel (strudel de manzana). Puedes encontrar este platillo en cualquier restaurante austriaco o en las numerosas cafeterías glamorosas de la ciudad. ¡El Kaiserschmarm también es muy popular, una rica tortita esponjosa cubierta de azúcar en polvo!

Foto: The Good Life

El clima frío es la excusa perfecta para calentarse en una cafetería vienesa. Los cafés adaptan sus menús para incluir algunas especialidades de invierno, y siempre hay una amplia selección de pasteles y tartas. Para una auténtica experiencia, prueba el Café Sacher, una cafetería en el centro de Viena que se especializa en tener su propia variedad de pastel Sacher; una tarta de chocolate con una fina capa de mermelada cubierta con chocolate negro y nata.

Foto: Café Sacher Website

Deambulando por Viena, podrás conseguir postales perfectas de la ciudad, caminar por sus calles te transporta al pasado, los gassen (callejones) son una cápsula de belleza en el tiempo. Especialmente durante el invierno, si hay algo que distingue la estética de Viena durante esta época es que las calles están cubiertas con luces navideñas, que iluminan el cielo sobre cada calle de la ciudad y les da un brillo cálido. Aunque nadie puede asegurarlo, Austria es generalmente una apuesta segura si quieres una blanca Navidad. Desde peleas de bolas de nieve hasta trineos, la nieve en Viena siempre es diversión.

Foto: The Vienna Blog

Si disfrutas más de las emociones fuertes, pasar el fin de semana esquiando también es una opción. Hay varios lugares que ofrecen ésta práctica y se puede llegar fácilmente en tren o en coche desde la ciudad. Las opciones más populares son Hohe-Wand-Wiese (ideal para familias) y Semmering (ubicada a unos 100 km de la ciudad).

No importa desde qué perspectiva la mires, cada rincón está decorado de forma única: con luces brillantes, nieve y adornos navideños, este es verdaderamente un espectáculo invernal que no puedes ver en ningún otro lugar.

Por Andrea Sierra

Leave A Reply

Your email address will not be published.