República Checa, el corazón de Europa - Jet News

Información de altura



República Checa, el corazón de Europa

SHARE
, / 333 0
Comparte este artículo

República Checa, el corazón de Europa

Un paraíso entre valles y montañas, un país que vio pasar la historia de Europa en sus caminos, ciudades y pueblos que enamoran la vista y deleitan con experiencias de viaje inigualables

Praga es, sin lugar a dudas, la ciudad checa más conocida en todo el mundo, no sólo por ser la capital sino por el valor histórico y turístico que tiene. Las experiencias de viaje a Europa central suelen ofrecer el triángulo de Viena (Austria)-Praga (Rep. Checa)-Budapest (Hungría), que miles de viajeros mexicanos y latinoamericanos hacen anualmente. Sin embargo, se están perdiendo de un país que ofrece mucho más, lleno de sorpresas con una infraestructura turística de primera.

Praga

Aquí, en la capital checa comienza la experiencia. Como emanada de una fábula, así luce Praga, entre colinas y riveras bien delineadas. Tiene construcciones que datan de los primeros siglos de la cristiandad, que se miran de frente luciendo churriguerescos balcones del siglo XIX, plazas y avenidas con una estructura distinta a la Europa occidental.

Para recorrer la ciudad, hay que comenzar por el Castillo de Praga, que luce a lo alto de la colina más alta de la ciudad. Desde ahí, se da forma a la urbe con la “Ciudad Pequeña” a su alrededor; al pasar por ella está el Puente Carlos, el más viejo de la urbe y que conduce al casco histórico.

El barrio judío, la casa danzante, la iglesia de Tyn, en fin, son sitios que vale la pena recorrer a pie para gozar de una experiencia auténtica en Praga. Un buen observador puede ver rastros del comunismo que se mantienen en alguna placa o fachada, en un letrero o en algún adorno.

Un paseo inigualable consiste en caminar una tarde entera en los alrededores del río Moldava, de un lado y otro, deteniéndose en cualquiera de sus espacios públicos.

La oferta hotelera de Praga es muy extensa, desde hoteles lujosos, como el Four Seasons o el Mandarin Oriental, pasando por la gama media como los Vienna House, hasta lo más económico, tipo bed and breakfast y hostales en los alrededores.


Llegar a Praga, en la República Checa, no es tan complicado como pareciera, Lufthansa, Air France, Iberia, KLM, British Airways y Alitalia ofrecen vuelos desde Ciudad de México con una escala en sus centros de distribución europeos.

Aeroméxico también tiene rutas desde Ciudad de México con escala en Ámsterdam, en código compartido continuando con KLM o Czech Airlines.


Kutná Hora

Al este de Praga, una de las ciudades más folclóricas de la República Checa hace presencia. En esta urbe se puede vivir una de las experiencias más representativas del país, visitando el osario de la iglesia de Todos los Santos, donde miles de osamentas se convirtieron en ornatos con motivos religiosos. La catedral, las iglesias y grandes edificaciones con arquitectura gótica, nos permiten ver una etapa de la cristiandad donde las formas de construcción servían para adoctrinar a la gente.

Hay una variedad de hoteles boutique, así como bed and breakfast y hostales en los alrededores.

Český Krumlov

Al sur de Praga, se encuentra esta pequeña ciudad donde nace el río Moldava. Un enorme castillo es el centro geográfico que se deja ver muchos kilómetros antes. Es pueblo medieval característico, por el trazo de sus callejones y la edificación de sus casas. Las iglesias y el castillo son parte obligada de la experiencia de visitar esta región al norte de Bohemia.

Es un sitio visitado por miles de viajeros anualmente, quienes atraídos por decenas de cafés y restaurantes degustan el famoso vino caliente durante el invierno, o bien, una deliciosa cerveza checa durante el verano. Las galerías de arte y tiendas de recuerdos son parte del paisaje urbano.

Hay una importante oferta de hoteles boutique, donde se puede vivir la experiencia de hospedarse en una casona centenaria.

Brno

La segunda ciudad más poblada de la República Checa es también primordial en la experiencia de viaje en este país. Su imponente catedral de San Pedro y San Pablo, así como las iglesias de San José y San Jaime, son muestras de la majestuosa arquitectura religiosa que existió en la región, así como de la trascendencia de la evangelización de la zona.

Es una ciudad apacible y caminable. Su oferta hotelera también abarca todos los espectros, creciendo sobre todo en hoteles para viajeros de negocios.

Olomouc

Al este se encuentra Olomuouc, una ciudad con espíritu jovial por la gran cantidad de universitarios que la llenan de vida a diario. Su arquitectura también es sui géneris, sus calles empedradas permiten hacer un recorrido por su casco histórico plagado de leyendas, templos y edificios seculares que guardan cualquier cantidad de historias. Esta ciudad en particular tiene muchas plazuelas, donde desde hace siglos la gente solía salir a hacer vida social y a compartir alegrías y tristezas, dependiendo de momento histórica.

En Brno está la famosa Villa Tugendhat, una casa que cambió el rumbo de la arquitectura moderna en el año 1930. Hoy es museo y patrimonio de la humanidad.

La oferta hotelera también es muy amplia, pues las cadenas internacionales más importantes tienen presencia en Brno.

¿Dónde hospedarse?
Four Seasons
Mandarin Oriental
Vienna House
Bed and Breakfast

Leave A Reply

Your email address will not be published.