Paraísos recónditos para el verano - Jet News

Información de altura



Paraísos recónditos para el verano

SHARE
, / 1478 0
Comparte este artículo

Las vacaciones ya comenzaron y con ellas las ganas de disfrutar del sol, la arena y el mar en algún paradisiaco destino poco convencional

Para este verano, ClickBus, la plataforma online líder en la venta de boletos de autobús presenta nuevas opciones para conocer algunas playas no tan turísticas, pero con un gran potencial para explorarlas y gozar de unas vacaciones diferentes.

Akumal, Quintana Roo

Akumal, Quintana Roo, a pesar de estar en uno de los estados con más turismo de nuestro país, es una de las playas más tranquilas, lugar favorito de las tortugas. Es un sitio ideal para exploradores, existen más de 200 entradas a cuevas y ríos subterráneos donde se puede bucear y esnorquelear, así como nadar en alguno de sus cenotes sagrados.


Playa Palmitas, Acapulco

Playa Palmitas, Acapulco

Playa Palmitas, Acapulco, es un refugio que se conoce por secreto a voces. Es una playa casi virgen rodeada de árboles, de un verde intenso y el mar azul turquesa, ubicada en la isla Roqueta, y sólo se puede llegar a ella en una embarcación que sale de la playa Caleta.


Carrizalillo, Oaxaca

Carrizalillo, Oaxaca

Carrizalillo, Oaxaca. A esta pequeña bahía sólo se acceder a pie, para ello se debe descender por unas escaleras de roca. Se caracteriza por su tranquilo oleaje, sin embargo, hay una parte que da a mar abierto con olas intensas que atraen a los aficionados al surf sin importar su experiencia.


 

Mahahual, Quintana Roo

Mahahual, Quintana Roo

Mahahual, Quintana Roo. Este auténtico pueblo con calles arenosas alberga la segunda barrera de arrecifes mesoamericana más importante del mundo. En sus aguas cristalinas se observan grandes formaciones de coral, tortugas marinas y caballos de mar. Es sede del parque acuático Lost Mayan Kingdom, el cual cuenta con dos circuitos de tirolesas y toboganes.


La Labradas, Sinaloa

La Labradas, Sinaloa

La Labradas, Sinaloa. A una hora de Mazatlán, se ubica esta playa perdida en el tiempo. Sobre su arena se observan cientos de piedras azuladas y negras, en cuya superficie se aprecian infinidad de figuras prehispánicas: reptiles, imágenes geométricas y espirales. Además de disfrutar del mar, los turistas podrán pasar toda una tarde descifrando los mensajes que dejaron los antepasados en estos petroglifos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.