La aeronáutica y el Cambio climático - Jet News

Información de altura



La aeronáutica y el Cambio climático

SHARE
, / 787 0
Comparte este artículo

El calentamiento global no sólo afecta el clima en todo el mundo, también al transporte: los aviones tendrán más dificultades para despegar y sólo podrán hacerlo con carga reducida, afirma un estudio de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos

En las próximas décadas, los aviones comerciales tendrán que enfrentar un grave problema del peso de la carga que llevan a bordo —combustible, equipaje y pasajeros—, si quieren seguir despegando en las horas más calurosas del día.

Un estudio publicado en la revista Climatic Change por la Universidad de Columbia, Estados Unidos, afirma que la densidad del aire, la cual disminuye conforme se incrementa la temperatura, afectará la elevación de las alas del avión, además de aumentar la intensidad de la turbulencia. Según el estudio, se tendría que prescindir entre 10 y 30 por ciento de la carga.

El dilema de despegar en clima caluroso

Pero ¿a qué se debe que los aviones tengan más dificultades para despegar cuando la temperatura ambiental se eleva? Todo se debe a que, al calentarse el aire pierde densidad. Y en un aire menos denso, las alas de los aviones pierden elevación. Este efecto depende del tipo de avión y su longitud. Por ejemplo, la ciudad de Phoenix, en el estado de Arizona, tuvo el problema en meses pasados de que los aviones –como el Boeing 737-800– no podían levantar el vuelo. La única solución para no posponer la salida del avión consiste en aligerar el peso. Una circunstancia que afecta la cantidad de combustible, la carga o el número de pasajeros a bordo.

Riesgo de efectos dominó

Este estudio “destaca los riesgos inexplorados del cambio climático en la aviación”, así como el potencial sustancial de efectos en cascada, ya sean de índole económica o de otro tipo. En la práctica, los efectos pueden variar según el tipo de aeronave y los aeropuertos. A saber, aquellos recintos aeroportuarios ubicados en regiones más templadas que tengan pistas largas no se verían tan afectados, como Heathrow, Londres, JFK en Nueva York o Charles de Gaulle en París, según menciona el estudio. Por el contrario, los aeropuertos con las pistas más cortas como La Guardia en Nueva York, más vulnerables al aumento de los niveles de agua o aquéllos sujetos a las temperaturas más altas, como Dubái, enfrentarán graves problemas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.