Cómo prevenir un infarto cerebral - Jet News

Información de altura



Cómo prevenir un infarto cerebral

SHARE
, / 405 0
Comparte este artículo

Estilo de vida, estrés y una mala alimentación: factores de riesgo

Reconocida en el mundo como la tercera causa de muerte y de las primeras enfermedades en ocasionar discapacidad, los infartos cerebrales afectan a unas 250 mil personas al año en México. La incidencia de esta enfermedad vascular cerebral ocurre pasados los 45 años en promedio, y se debe a factores de riesgo como estilo de vida, estrés y mala alimentación.

La edad, la hipertensión, la diabetes, el colesterol alto, la vida sedentaria, el tabaquismo, el consumo de alcohol en exceso, la obesidad y las enfermedades cardiacas son los principales factores de riesgo que pueden promover un ataque cerebrovascular. Otros factores incluyen el consumo de drogas como la cocaína, el uso de anticonceptivos orales y las condiciones genéticas o congénitas, especialmente anomalías vasculares.


El riesgo de ataque cerebral aumenta después de los 60 años.

Los hombres corren mayor peligro.


Tipos de infartos

Los infartos cerebrales se dividen en dos tipos: ataque cerebral isquémico (infarto cerebral), que es el más común; y la hemorragia cerebral, menos común pero con una mortalidad más alta. El primero es causado por un bloqueo a una arteria que suministra sangre al cerebro, mientras que la hemorragia cerebral la ocasiona la ruptura de una arteria, es decir, una hemorragia dentro de la masa cerebral. Aproximadamente, 75 % de los ataques cerebrales son isquémicos y 25%, hemorrágicos.

Síntomas

Entre los síntomas más característicos se encuentra un fuerte dolor de cabeza, debilidad o parálisis de un lado del cuerpo que ocurre generalmente en la cara, el brazo y la pierna, adormecimiento de un lado del cuerpo, pérdida de visión en un ojo o visión doble y dificultad para hablar. Éstos pueden durar segundos o minutos, y se recomienda atención medica cuanto antes para evitar complicaciones.

La doctora Lorena Cuellar, médica neuróloga vascular, recomienda “consumir regularmente antioxidantes como el Omega 5, debido a sus múltiples beneficios en la salud, pues disminuye el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno; además, se considera el antioxidante más potente en la ciencia moderna. Se puede obtener de manera natural y por medio de suplementos, como Granagard, que contiene esta sustancia activa en nanopartículas que garantizan la absorción del componente al cerebro”.

Para saber:

Desde mediados de la década de los 90, los infartos cerebrales en personas menores de 45 años han aumentado 53%, según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Prevención

Es vital emprender medidas de prevención, ya que 80% de estos padecimientos podrían evitarse. Se recomienda llevar una dieta saludable, evitar las grasas y la sal, dejar de fumar, hacer ejercicios, no consumir alcohol y llevar un ritmo de vida más relajado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.