China crisol de arte y magia - Jet News

Información de altura



China crisol de arte y magia

SHARE
, / 846 0
Comparte este artículo

Monumental, enigmática, poderosa y subyugante, China se revela como un crisol que combina arte y magia en cada uno de sus rincones

La apertura económica de China en 1992 nos descubre una tierra de contrastes y grandes tesoros: sitios históricos, modernas y populosas urbes, templos rodeados de un aura mística, una cultura milenaria que se perfila con decisión y empuje como uno de los grandes protagonistas de este siglo. Aquí, los sueños más aventurados pueden tornarse realidad y convertir un viaje en toda una aventura que despierte el asombro en cada uno de sus visitantes.

La Gran Muralla

Símbolo indiscutible de la unificación de China, la célebre Gran Muralla de los Diez Mil Li se construyó para proteger el imperio de las incursiones de las tribus mongolas del norte.

 

Pekín, la efervescente capital

La antigua capital alberga grandiosas construcciones, jardines y plazas. Visita obligada es el Palacio Imperial, conocido como la Ciudad Prohibida, desde donde gobernaron los 24 emperadores de las dinastías Qing y Ming, cuyos ilustres restos descansan en las Trece Tumbas Ming, colosal mausoleo a 50 kilómetros de la capital, El Palacio de Verano, jardín imperial resguardado por la Colina de la Longevidad y el Kuoming, un lago en forma de durazno, símbolo de larga vida en la cultura china, invita al descanso. En pleno centro de la ciudad, le esperan la Torre del Tambor y la Torre de la Campana, los hutongs –las antiguas casas con patio interior que conformaban la ciudad–, y si necesita tomar un descanso bajo la sombra de los árboles, vaya el parque Beihai o al Jingshan; no se pierda un recorrido por el lago Houai, un paseo por la Villa Olímpica ji, por sus fascinantes templos, como el de los Lamas y el Templo del Cielo, por sus plazas, como la controvertida Tiananmen, y adquiera algún recuerdo en Wangfujing o Qianmen, dos de las calles comerciales más antiguas de Pekín.

Xi’an, tierra de guardianes

Inicio y final de la Ruta de la Seda, Xi’an también es depositaria de grandes sitios históricos, como el mausoleo del emperador Qin Shi Huang –unificador de China– con su Ejército de Terracota, constituido por unos ocho mil guerreros que resguardan su sueño eterno. Visite la Gran Pagoda del Ganso Salvaje y el templo de la Gracia Maternal; las antiguas murallas, las pagodas budistas, la Gran Mezquita y la estela nestoriana de Alopen, el monumento cristiano más antiguo de China.

Shanghái, cosmopolita, vanguardista y polifacética

La urbe más moderna de China es también su corazón financiero. Recorra el Bund –la zona del malecón a lo largo del río Huangpu–, con los edificios más emblemáticos de la ocupación europea. En el vecino distrito de negocios de Pudong, se encuentran los edificios más altos de china: la Perla de Oriente, el rascacielos Jing Mao y el Centro Financiero Mundial de Shanghái. Recorra la ciudad vieja, con sus bazares y hermosas casas tradicionales. Deguste un té en el Huxinting Tea Pavilion, la casa de té más antigua de Shanghái, y no se marche sin visitar el Cheghuang Miao, el templo del dios de la ciudad.

La diversión tiene su sede en el Shanghai Circus World, ¡impresionante!, en el nuevo parque de atracciones de Disney (Shanghai Disneyland Resort); y para descubrir antigüedades, el mercado de pulgas de Dongtai Lu. Camino al aeropuerto, aborde el Maglev, el tren de levitación magnética único en el mundo que alcanza velocidades superiores a los 400 kilómetros por hora.


Destino…China
Para ingresar a territorio chino debe portar pasaporte con validez de seis meses por lo menos.
Para viajar a Hong Kong o Macao, conocidas como regiones Administrativas Especiales, los ciudadanos mexicanos no precisan de visa, pero sí la requieren para visitar China continental. Asegúrese de que la visa que le expidan le permita entrar y salir del país al menos dos veces.
Moneda: renminbi (RMB) o yuan chino. Todas las operaciones comerciales se realizan en moneda local y necesita llevar su dinero en una divisa que acepten, como el dólar o el euro.
Se recomienda tener las vacunas universales: DPT (difteria, tosferina y tétanos), hepatitis A y B y tifoidea.

Guilin, el encanto de la China rural

En una región montañosa, entre lagos y ríos con el típico paisaje chino, se yergue una encantadora urbe: Guilin. Admire la magnificencia de las pagodas del Sol y de la Luna, sobre todo de noche, cuando se las ilumina en “oro y plata”. Aquí, los lagos son testigos de la pesca nocturna con cormoranes, esas aves que se zambullen para capturar peces a la luz de las linternas. Obligada es la visita a las terrazas de arroz del Espinazo del Dragón.

Cantón, la megalópolis del río Perla

Este coloso de más de 50 millones de habitantes puede admirarse desde la montaña Baiyu. En Zhujiang, el distrito financiero admire los rascacielos: la alucinante torre Cantón de 600 m de altura, desde donde podrá probar una “caída del cielo”, una caída vertical controlada a más de treinta metros en la parte superior de la torre. Admire y visite la Casa de la Ópera de Cantón, cuyo perfil ultramoderno se refleja en un espejo de agua, la moderna plaza Huacheng, el parque Yuexiu, el templo de los Seis Banianos, con la pagoda de los Nueve Pisos, y el Circo de Chimelong, junto su parque de diversiones, zoológico y acuario. Aborde un crucero nocturno y recréese con una panorámica de Cantón desde el río Perla.

Marzo y mayo ofrecen el mejor clima para visitar esta tierra legendaria, evite la Semana Santa, así como finales de septiembre a principios de noviembre. Tome en cuenta que en días feriados como el Año Nuevo Chino (llamado el Festival de la Primavera), la primera semana de mayo y el Día Nacional en octubre, se saturan los lugares de interés.

Leave A Reply

Your email address will not be published.